En esta oportunidad te presentamos una peculiar cocina dueña de un estilo retro de lo más hermoso.  Se trata de un ambiente donde se respira un aire de los años ´50 y que combina magistralmente cuatro colores fuertes como son el blanco, el negro, el rojo y el plateado.

Cocina estilo retro

En esta cocina reinan las líneas rectas y puras.  Los detalles propios de la década de los 50s están dados en su mayoría por los electrodomésticos.  De esta manera se puede apreciar la fuerte presencia de la nevera, el lavavajillas y el horno, objetos que llaman la atención tener un diseño retro como así también por portar un atractivo color rojo.

El resto de la cocina lo completan una mesa negra y plateada, encimeras también negras y lugares de guardado de color blanco.  Asimismo el diseño se completa con una campana y una cocina de corte industrial que armonizan en el ambiente gracias al típico plateado que caracteriza a los objetos hechos de acero inoxidable.