Como ya es sabido por todos, los ambientes se decoran en función de las características  del espacio con el que cuentan.  Es por esta razón que en esta ocasión nos inclinaremos por las cocinas con forma lineal y las que poseen isla central.

Cocina con isla central

Las cocinas de forma lineal son aconsejables si se cuenta con lugares pequeños, largos y estrechos.  En estos ambientes hay que pensar muy bien la distribución, pero en general se colocan los muebles, el lavabo, el horno y la nevera en la misma pared.  Si se puede, es una buena idea distribuir algunos muebles en la pared de enfrente lo que convertiría esta cocina en una de tipo corredor.

Las cocinas de isla central suelen contar con un ambiente de dimensiones considerables.  En una misma jugada, la colocación de una isla central, puede aportar tanto una superficie de trabajo y apoyo extra como así también un espacio de almacenamiento si debajo de la misma se colocan estantes o alacenas.