Uno de los objetos fundamentales en el amoblamiento de la cocina son los fregaderos. Estos accesorios son primordiales en todos los hogares para la limpieza de cubiertos y utensilios de cocina, como sartenes, ollas, vasos, platos, etc.

Fregadero moderno

Es una pieza de acero inoxidable o porcelana que cuenta con una llave de paso y un grifo o canilla de donde brota el agua para el lavado. Tiene un mecanismo generalmente orientable para disponer de agua caliente y fría según el lado seleccionado. Además posee dos zonas de iguales proporciones, una destinada al lavado y otra al secado.

Los materiales más comunes con los que se construyen los fregaderos son:

  • Acero inoxidable: es el material más popular presente en la mayoría de cocinas.
  • Acero esmaltado
  • Cerámica: ideal para recrear determinados ambientes rústicos.
  • Mármol: confiere al mueble una connotación de alta gama.
  • Gres: material resistente y duradero cuyo diseño puede combinarse con el de la encimera.
  • Composite u otros materiales sintéticos de gran resistencia a golpes y productos químicos