Una isla en la cocina

 

El equipamiento de cocina denomidado isla central tiene la funcionalidad de optimizar la organización del espacio, logrando enfocar todas las actividades, impidiendo el traslado por la cocina y el derroche de tiempo. La isla logra una total integración del ambiente al resto del hogar, superando así la posición tradicional del cocinero que le daba la espalda a lo que sucedía en el resto de su casa. 

Una isla central se diseña partiendo de una base de apoyo a la altura de la encimera, colocada en el centro de la cocina, tiene que tener un lugar amplio a su alrededor, la distancia estándar es de 1,5 mts entre la isla, la encimera y el resto del mobiliario de cocina. Si existe otra zona de trabajo, es importante dejar más espacio para que se permita circución fluida.

Una isla central puede tener varias zonas: la exclusiva para la preparación de los alimentos, la dedicada al almacenamiento de los artículos y alimentos, la zona de organización de utensillos y vajilla, el área destinada a guardar los electrodomésticos y la zona para cocinar y lavar.