Hay ciertos accesorios hogareños que no son tomados muy en cuenta por todas las personas a la hora de la decoración de interiores, simplemente, porque cumplen funciones poco vistosas frente al subjetivo ojo humano. Pero cabe recalcar que su constante buen funcionamiento es sinónimo de estar asegurando el bienestar y mantenimiento del hogar.

Uno de estos elementos vitales es la rejilla, objeto de pequeñas dimensiones que se usa en baños, cocinas o en cualquier otro lugar de la casa donde sea necesario desagotar espacios. Generalmente son ubicadas en superficies inclinadas o hundidas en el piso y están elaboradas mayoritariamente con hierro o con cualquier otro elemento resistente a la fuerza del agua.

Rejilla moderna

Por su función vital en el drenaje, los diseñadores de interiores comenzaron a construir modelos atractivos para que rejillas, y otros anexos primordiales en el sustento de una casa, comiencen a instalarse como parte básica de la decoración.